Pues sí, como dice la frase latina, empezar es la mitad.  Así que ya sólo queda escribir y disfrutar con esta nueva aventura que me he propuesto.  Y es que dicen que los blogs sirven para aprender mucho.  Y mucho tengo que aprender para poder decir en un futuro que soy un buen profesor de matemáticas. Acabo de empezar y me he dado cuenta de que los problemas a los que nos enfrentamos hoy en día los profesores son muchos.  Como muestra, aquí tenéis unas fotos del instituto en el que he tenido la suerte de dar clase durante el curso 2004-2005: