Se ha publicado en madri+d un interesante artículo de Luis Puig.  Su título es Enseñar a enseñar las matemáticas.  En él se señala que no es suficiente con saber matemáticas para enseñarlas con acierto, con lo cual estoy de acuerdo.  Pero, en mi opinión, los malos resultados obtenidos por España en el informe Pisa 2003 tienen más que ver con problemas actuales de los institutos que con "malos" profesores de matemáticas.  Algunos de estos problemas son: la pérdida de autoridad del profesor ante los alumnos, la falta de orden y disciplina en clase, la desmotivación y la falta de esfuerzo e interés de los alumnos, el absentismo... Ya me gustaría a mí como profesor dedicar más tiempo a preparar las clases, pero la experiencia de este curso me dice que es más rentable dedicar el tiempo a luchar contra los problemas anteriormente citados.  Por otro lado, supongo que también afectará al nivel de matemáticas de los alumnos el que ahora se den menos horas de matemáticas que antes.  Por ejemplo, en 3º y 4º de ESO se dan actualmente 3 horas a la semana; en sus equivalentes del sistema anterior, 1º de BUP, 5 horas a la semana, 2º de BUP, 4 horas a la semana.

Por supuesto que seguiré preocupándome por aprender a enseñar las matemáticas, pero para enseñar cualquier materia en nuestros institutos hay que atajar previamente muchos otros problemas.